Remedios Caseros

Remedios caseros para el asma medicina natural

Remedios caseros para el asma medicina natural, muchas personas padecen esta enfermedad desde que son niños y adultos.

Remedios caseros para el asma

El asma es una enfermedad crónica que ocasiona la hinchazón y el estrechamiento de las vías respiratorias de los pulmones, haciendo que se dificulte la respiración teniendo como síntomas principales la falta de aliento, la tos, la opresión de pecho y las sibilancias.

Sus principales causas son la hinchazón de las vías respiratorias, lo cual inflama y tensiona los músculos, por la inhalación de sustancias alergénicas, por ácaros, químicos, animales, entre otras.

En la actualidad existen varios remedios caseros que alivian un poco los síntomas ocasionados por esta enfermedad, siendo los más conocidos el limón y el eucalipto.

En esta nota te mencionaremos un poco más sobre estos dos productos, sus propiedades, su modo de uso, entre otros.

Limón para el asma

Este producto tiene muchas propiedades que benefician la salud, pues es diurético y tiene un gran poder antibacteriano.

Además ayuda a que el sistema inmunológico y nervioso sea más fuerte, ya que contiene mucho potasio y a su capacidad antioxidante.

Para combatir el asma solo debes de consumir el zumo de limón junto un poco de agua. Esta mezcla ayuda a evitar que haya mucosidad y acumulación de estos en los bronquios.

Además, toma el papel de limpiar el aparato respiratorio y elimina las bacterias y gérmenes que impiden el paso del aire o lo dificultan. Otra manera de usar este producto es inhalar el vapor de la bebida caliente ya mencionada, esto es muy recomendable, ya que se considera más eficaz que el solo beberla.

Eucalipto para el asma

El eucalipto no solo es usado para tratamientos de una tos simple, sino también para combatir los síntomas del asma, la bronquitis y otras enfermedades de las vías respiratorias del ser humano.

Si estás pensando en consumir este producto para aliviar los síntomas de tu enfermedad, solo debes de hervir a fuego lento entre tres o cuatro tazas de agua por diez minutos un poco de eucalipto. Tienes que consumir entre una o media taza tres veces al día para hacer que tanto el asma, como un resfriado simple, tenga síntomas menores.

Subir